ANTES QUE TÚ

Sonríes, al pasar, con ironía
porque me juzgas un rival vencido...
¡Imbécil! La mujer que has elegido,
antes que fuera tuya, ¡ha sido mía!

En sus labios de rosa bebí un día
la esencia del licor apetecido.
Y tú¿de qué te ríes? ¿qué has bebido?
¡Las sobras de la copa de ambrosía!

Ella probó en mis brazos la ventura.
Para mí fue flor de su hermosura.
¡Yo fui - sábelo bien- su primer hombre!

¿Hoy la posees? No me causa enojos.
Cuando la besas tú, cierra los ojos
y , bajando la voz, dice mi nombre...
(Federico Barreto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario