BREVÍSIMA CULPA

Savia y bálsamo que aún degusta mi sediento paladar,
oriflama de piel canela que mis dedos no logran olvidar,
risa estridente de placer en tardes,noches y madrugadas,
irás por el mundo besando, gozando, brevísimo pecado,
andarás, pero evocando lo que sólo yo te pude dar.
(El trovador Del Palomar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario