PECADORA

En medio de la borrasca de la orgía
se levantó la horizontal y dijo:
Bebo...Por el sagrado crucifico
que de mi pecho en mi niñez pendía;

Por el supremo instante de agonía
del ser que el ser me diera y me maldijo;

Por el rubor quemante de mi hijo
cuando me llame a solas ´madre mía´;
por las amargas hieles de mis gozos,
por el frívolo amante que me besa...
Por la alegre reunión que me acompaña.

Y él explosionando el pecho de sollozos
se detuvo, y quebró contra la mesa
la finísima copa de champaña.

Junto al blanco mantel se irguío un amante
y dijo: Por las bellas pecadoras
que entregan al amor sus breves llantos
con la sonrisa ambigua del farsante.

Por la mujer voluble e inconstante
que acude a las orgías turbadoras
y se arrepiente en todas las auroras
con arrepentimientos de bacante.

Por la lejana fecha de sus bodas,
por el niño que tuvo en su regazo;
porque como ella se arrepienta todas
¡pero todas tan tarde como ellla!.

Y detonó en la sala el taponozo
alegre y triunfador de otra botella.
(Leonidas Yerovi)

No hay comentarios:

Publicar un comentario