TU CASTIGO

Después de tu traición no he vuelto a verte.
Te ocultas porque temes que algún día
exclame en alta voz para perderte
¡esa mujer que pasa ha sido míah!

¡No temas nada!Soy hidalgo y fuerte,
y en mi honradez de caballero fía.
Guardaré tu secreto hasta la muerte.
¡Antes que divulgarlo moriría!

anao seré yo, que fui feliz contigo,
quien salpique de lodo tu semblante.
Tendrás el desengaño por castigo...

Algún día llorando como loca
me llamarás a gritos. y tu amante
las manos viles te pondrá en la boca...
(Federico Barreto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario