TUYA POR SIEMPRE

deja que a compañe en el viaje
de tu vida seré tu fiel sirviente
asta el resto de mis días.

No tiene más que quererme
y yo me uniré a ti,
tan solo confía en mi
y en que nunca te dejaré.


Si tienes sed
puedes vever de mis labios
si el frió tu cuerpo recorre
el mío te daré cobijo.
mis brazos, te darán abrigo
y mi amor... Te dará calor

Sí el sueño envade tu mente
apoyate en mi pecho y duerme
que durante ese corto letargo
yo volaré tu dulce descanso.

Si tu alma sufre
y si sólo te queda llorar
abrazamé amor, yo te quiero susurrar
que si sufres, yo también sufriré;
que si lloras, yo también lloraré;
que te quiero con todo el alma
y nunca te abandonaré cariño mio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario