AMIGO

AMIGO

Aquella vez que tropezamos
éramos pichones huidos del nido,
cachorros jugando en el camino,
tan solo dos desconocidos.
Retoños de árboles distintos,
pétalos de corolas diferentes,
hijos del mundo y de esta tierra,
anónimos hermanos del alma.
Pero...
La mágica esencia del destino
que embebe cada trazo de la vida
enlazó tu espíritu y el mío
y dictando ecos de lealtad,
Dijo...
Éste es el día, éste es tu amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario