Papito

Papito

Experimentar con alguien
a quien tu mismo engendraste,
y en algunos casos
a quien tu buscaste.

Con duro trabajo
alimentas a tu familia,
y el salario de tu esfuerzo
el cariño de los tuyos.

Cada día que pasa
te quiero más aún
yo se que eres bueno
con tu noble rectitud.

Papito de mi vida,
mi dulce protector,
el cabeza de familia
como lo dijo Dios.

Padrecito querido,
amor de mi corazón,
que te quiero con el alma
y admiro tu valor.

Con un beso y un abrazo
te demuestro que te quiero,
con palabras de dulzura
manifiesto mi cariño.

En esta mañana otoñal,
yo deseo saludar
al Rey de la casa
a mi padre sin igual.

Para finalizar estos versos
no me queda mas que agregar
¡Felicidad a mi padre
y a todos los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario