Eres el todo del alma

Está en mis ojos tu mirada,
está en mis labios tu sonrisa,
y en mi alma tu alma se eterniza;
¡eres el todo de mi nada!

En la aridez de mi jornada
eres oasis y eres brisa,
y aunque en la senda voy de prisa,
no tengo miedo a la llegada.

Désde el confín de la partida,
diste la savia de tu vida
para lograr mi floración.
Hoy, que dar más ya no te queda,
recibe la única moneda
que puedo darte:¡El corazón!

Humberto Solari
(Perú)

No hay comentarios:

Publicar un comentario