Siempre tú

Te quiero porque en la noche
tu misteriosa figura
transparente, vaporosa,
se dibuja con tu luna.

Te quiero porque a la tarde,
cuando el luminar se oculta,
en el tranquilo horizonte
vas naciendo con la luna.

Te quiero porque en el día
tu original hermosura,
en el misterio velada,
espera ansiosa la luna.

Te quiero porque serena,
cuando la aurora despunta
en el pálidooccidente
vas huyendo con la luna.

Te quiero porque, amorosa,
cuando el dolor me circunda
bajas a templar mi duelo
en un rayo de luna.

Pedro B. Palacios
(Argentina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario